Publicado: 13 de Diciembre de 2017

Una de las consecuencias de "ANA", la última ciclogénesis explosiva que nos ha visitado, es ver la debilidad  y el riesgo que representan  las palmeras afectadas por el Picudo, ante este tipo de acontecimientos climatológicos. El sobrepeso que genera la alta pluviometría y los fuertes vientos, hacen que las palmeras desprendan las palmas muy facilmente.
Es conveniente, eliminar la corona de palmas, para evitar riesgos personales y materiales en el perímetro de la palmera. Esta medida es también necesaria para evitar el avance de la plaga. Los restos de las palmas se deben de enterrar a una buena profundidad o quemarlos.